Cada año en el mes de junio el desierto nos regala las deliciosas pitayas, estos delicados frutos de color rojo intenso solo maduran una vez al año con las primeras lluvias de la temporada, para finales de julio la temporada termina y hay que esperar otro año para volverlas a disfrurar. Es común ver por […] Read more…