El clima está cambiando, un año más sobrevivimos al verano intenso del desierto (que alguien nos diga a donde pasamos por nuestro premio), este año me tocó estar embarazada en los días más intensos de calor (aquí llegamos a los 50 °C a la sombra) y puedo decir que lo resentí más que nunca. Ahora […] Read more…