Chispita fue mi compañera durante todo el embarazo.
Chispita fue mi compañera durante todo el embarazo.

Hace un mes llegó Diego a nuestras vidas, ya pasadas estas semanas de adaptación puedo compartirles lo satisfactoria que ha sido mi experiencia.

Primero que nada me siento totalmente bendecida de tener conmigo un bebé sano y lleno de vida, es un niño muy esperado por nosotros y toda la familia.

Desde el momento que supimos que estaba embarazada empezamos a prepararnos para la llegada del bebé y sobre todo me puse a pensar en como queríamos que ese bebé llegara a este mundo. Fue ahí cuando me di cuenta que aquí en México generalmente se acostumbra, en los hospitales privados, las cesáreas electivas, donde los padres eligen el día que quieren ver nacer a sus bebés, apoyados casi siempre por doctores que buscan facilitar su trabajo sin hablar claramente de los riesgos que una cirugía de ese tipo trae consigo. Por supuesto entiendo que cada quien toma la mejor desición que cree conveniente, nosotros decidimos hacer todo lo posible para que este bebé llegara de la forma más natural posible.

Con esta idea en mente empecé a prepararme cuidando mi alimentación, haciendo ejercicio e investigando. Me inscribí en una clase de ejercicios para embarazadas, tomamos un curso de Lamaze y de lactancia, además buscamos la ayuda de una doula para que me apoyara el día del parto. Aun con toda la preparación recibida tenía el temor que a la menor complicación mi doctor recomendara una cesárea, cerca de las 37 semanas de gestación decidimos visitar otro doctor, que por recomendación de mi doula, era lo que estábamos buscando; aunque confieso que fui a la cita con reservas, ahora puedo decir que es la mejor desición que pudimos tomar, ahí me di cuenta que desear un parto natural y sin medicamentos no era cosa del otro mundo, sino algo bueno y positivo, ya no me sentía como bicho raro pidiendo mi derecho a parir como mi cuerpo está preparado para hacerlo.

Mi esposo como siempre con todo su apoyo.
Mi esposo como siempre con todo su apoyo.

Así, en mi semana 40 llegó el día tan esperado, días antes ya sentía algunos malestares e incomodidad pero todavía sin dolor. En una cita de revisión con el doctor nos dimos cuenta que ya estaba en trabajo de parto, así que ahí mismo rompió mi fuente, casi inmediatamente empecé con las contracciones, nos fuimos y de ahí todo sucedió muy rápido y a las 2:30 am de día siguiente tenía en mis brazos a un pequeño bebé ¡Es niño! gritó alguien, a partir de ese momento me di cuenta que valió la pena tanta espera, dolor y sacrificio.

parto en agua
Intentamos que el bebé naciera en el agua pero no quería salir.
parto humanizado
A pesar de que moría de miedo si pude llevar a cabo nuestro plan de parto.
Diego no nació en un quirófano, llegó a este mundo en una habitación tranquila llena de alegría con luz suave y música.
Diego no nació en un quirófano, llegó a este mundo en una habitación tranquila llena de alegría, con luz suave y música.

parto sin medicamentos

Parto sin medicamentos

baby_diego-87-a

baby_diego-141-a

Todas estas fotos las tomó nuestra amiga Rocío, mejor recuerdo de ese día no podría tener. ¡Gracias!

11 Comments on Historia de un bebé

  1. Qué hermoso sentir y ser tan diferentes, y hacer todo lo posible por ser auténticos como lo son ustedes.
    Felicidades a los 3 por tenerse y estar unidos.
    Que las alegrías sean cada vez mayores.

    Saludos

  2. Felicidades por su bebe!!! 🙂 podrias decirme el nombre de tu doctor? Me interesa muchisimo! Saludos! Dios los llene de salud y amor a ti y a tu esposo para criar a Diego!

  3. Te andaba buscando para recomendar tus viniles y ahora entiendo por que el facebook de corazon de sandia no esta actualizado, que bonito ver las fotos del nacimiento de tu bebé, un gran abrazo y bendiciones para ese niño tan esperado.

    Un abrazo Marcela!

  4. Marce, muchas felicidades!
    Comparto la alegría por el nacimiento de tu hermoso bebé Diego.
    Que la divinidad mantenga unida y feliz a tu familia.

    Un abrazo! Y besos a Diego!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.