foto_embarazo
Tener un parto en casa es posible, todo es cuestión de quererlo y saber a quien acudir.

¡Volví! Hace algunos meses que no me daba la vuelta por acá y no era por falta de ganas, era más bien por falta de ánimo; ¿les ha pasado que les da miedo entusiasmarse por algo que saben que se podría desaparecer de repente?, así, mietras escribo esto con un bebé los brazos no puedo estar más agradecida con la vida por este regalo tan maravilloso que acabamos de recibir. Esta es la historia de un parto en casa.

Hace apenas dos semanas del nacimiento de nuestra hija Ana Celia, una bebé muy esperada por toda la familia, este fue mi quinto embarazo y apenas mi segundo hijo, así que después de tres abortos mentiría si dijera que todo fue miel sobre hojuelas y es que el miedo de que algo pueda salir mal nunca termina de irse. A pesar de todo, mi embarazo fue bastante normal, salvo algunas semanas de reposo al inicio que lograron ponerme aun más nerviosa.

Conforme pasan las semanas de embarazo uno tiene que empezar a tomar desiciones ¿queremos saber el sexo del bebé? ¿necesitamos un plan de parto? ¿cómo nos prepararemos para la llegada del bebé?. Por un lado no quería tocar el tema de traer un pequeño humano dentro y por otro lado había asuntos de bebé que resolver que hacían que me entusiasmara y me asustara al mismo tiempo. Así de rara estuvo mi cabeza por unos meses.

No hay plazo que no se cumpla

Al tiempo llegó el momento de hacer un plan de parto, esa historia ideal que uno imagina deseando que se cumpla al pie de la letra, aquí empecé a reflexionar y pensar de manera objetiva en el bebé que estaba por nacer, fue cuando tomé la desición de buscar la manera de tener un parto en casa, lo platiqué con mi esposo y estuvo de acuerdo.

Parto en casa
Mientras esperábamos diseñé este pañalero.

No somos hippies, no vivimos en una zona rural, lo único que buscamos fue que el bebé llegara en un ambiente tranquilo y rodeado de su familia, después de todo era lo menos que podía brindarle después de haber crecido con tanto estrés, mi estrés. El siguiente paso fue hablarlo con mi doctor, quien después de varias citas analizandolo estuvo de acuerdo con nuestro plan.

Nuestro primer hijo había nacido en un hospital y aunque fue un parto natural nunca pierdes la sensación de que estás ahi por una enfermedad, en parte esa fue también una de las razones por las que preferimos no repetir la experiencia.

El miedo a lo desconocido

No voy a mentir, días antes tenía muchos pensamientos negativos ¿y si algo sale mal? ¿y si no puedo? ¿estoy loca?, ya había convencido con mis argumentos a mi esposo y doctor, no era el momento de echarme para atrás así que en lugar de seguir con esas ideas, empecé a re-leer todos los beneficios del parto en agua, el parto en casa y todo eso que me hizo llegar al punto donde me encontraba.

web_selecc_babyCelia-1 Cumplí las 40 semanas de embarazo y aun sin rastro de bebé, los últimos días fueron horribles, mi pobre esposo tuvo que convivir con un ser humano espantoso, de mal humor y miles de achaques (yo), seguimos esperando y a las 40 semanas y 6 días me despertó un dolor, estaba entre dormida y despierta pensando que podía ser una de mis tantas molestias, me metí bañar para ver si el dolor se iba y ahí me di cuenta que eran contracciones. Salí del baño, mi esposo llamó al doctor y empezó a despejar el área para instalar la alberca, por más que lo hayamos planeado la escena era bastante surreal todavía.

parto_humanizado

Pronto llegó mi doctor y mi doula, que me ayudó a sobrellevar el dolor, hasta aquí todo iba bien, cuando el dolor subió de intesidad fue momento de entrar a la alberca… alguna vez han pensando ¿qué chingados estoy haciendo? pues aquí fue cuando lo pensé, quería irme a dormir y que todos volvieran al día siguiente para seguir tratando, afortunadamente cuando el trabajo de parto duele tanto significa que el bebé está por nacer.

parto_en_agua

Parto natural

7Todo llega a su tiempo y a su ritmo

Pasó un poco más de una hora y el bebé comenzó a salir con cada contracción, me gustaría contarles la historia con más drama y acción pero la verdad es que no hubo. Todo pasó con mucha tranquilidad y casi en silencio, mientras yo pensaba: esto es lo más raro y bueno que me ha pasado en mucho tiempo.20

El bebé salió por completo y por arte de mágia todo el dolor se fue, todo era emoción y alegría, después recordé que no sabíamos el sexo del bebé…era niña 🙂 26

nacimiento_en_casa
Todo fue tan tranquilo que la bebé no lloró al nacer, solo tenía sus ojos bien alertas a todo lo que pasaba.

33

En México nacer en casa (en la ciudad) aun no es muy común, si estás leyendo esto y pensando que puede ser una posibilidad para ti me gustaría compartir algo de lo que aprendí con esta experiencia:

  • La seguridad tuya y de tu bebé es lo más importante, es necesario que tu médico indique que todo está bien antes de planear un parto en casa.
  • Tu pareja y tu deben estar de acuerdo en llevar a cabo este plan.
  • Tu doctor o partera deben practicar partos en casa, si no lo hacen no trates de convencerlos, quizás su preparación no es la adecuada para llevarlos a cabo.
  • Debes entender que por más que planees las cosas algo podría salir mal, deberás estar consciente de ello y tener un plan de apoyo.
  • Olvídate de los medicamentos para el dolor, no habrá así que ni los estés deseando.

Si estás embarazada investiga y poco a poco imaginarás tu historia ideal de parto, lo que sea que elijas seguramente será maravilloso. ¡Buena suerte!

fotos_recien_nacido

Todas las fotografías son de Cuije Photo.

8 Comments on Mitos y verdades de un parto en casa en México

  1. Ana Maria
    19 Julio, 2016 at 23:48 (10 meses ago)

    Admirable,emocionante,gracias a Dios por tan grande milagro y gracias a ti por compartirlo.. te quiero mi niña hermosa!

    Responder
  2. Ixi Minerva
    20 Julio, 2016 at 1:21 (10 meses ago)

    Querida Marce:
    Felicidades!!! y bienvenida al mundo preciosísma Ana Celia.

    Todo mi cariño para ustedes. =)

    Responder
    • marcela
      28 Septiembre, 2016 at 1:23 (8 meses ago)

      Gracias! Agradezco mucho tus comentarios y buenos deseos.

      Un abrazo!
      Marcela

      Responder
  3. Clarissa
    22 Julio, 2016 at 10:10 (10 meses ago)

    ¡Muchas felicidades!
    Que padre como hablas de tu experiencia y su realidad.
    Un abrazo!

    Responder
    • marcela
      28 Septiembre, 2016 at 1:22 (8 meses ago)

      Muchas gracias!, fue toda un experiencia muy diferente a lo que había pensado.

      Responder
  4. Carolunas
    10 Noviembre, 2016 at 20:14 (7 meses ago)

    Lloré poquito con tu historia, Marce! Muchas felicidades y que valentía! Las fotos son encantadoras y Ana Celia es hermosísima <3 Yo aun sigo traumada por mi parto natural 🙁 Me hubierse gustado que fuera tan tranquilo y lleno de amor. Un abrazo.

    Responder
    • marcela
      6 Diciembre, 2016 at 23:00 (6 meses ago)

      Muchas gracias Caro, aprecio mucho tus comentarios.

      Responder
  5. Annie
    25 Febrero, 2017 at 4:48 (3 meses ago)

    Hermoso ❤

    Responder

Deja un comentario