Es una buena forma de reciclar un gancho viejo y retazos pequeños que no sierven.

Confieso que estuve muy floja en Navidad, no hice manualidades para mi casa y me quedé con ganas de hacer una corona navideña para la puerta, como ya pasó la época decembrina aprovecharé San Valentín para hacer mi accesorio en forma de corazón. Fue muy fácil hacerlo, no me llevó ni una hora y aproveché los pedazos de tela que tenía guardados, así que básicamente gasté $0.

Materiales:

  • Retazos de tela
  • Un gancho para ropa de alambre
  • Tijeras
  • Listón
Solo toma una hora y no ocupa grandes habilidades.

Primero, con las manos dale forma de corazón al gancho, no debe quedar muy perfecto porque lo cubrirás de tela, asi que con que esté proporcionado está bien. Después corta tiras de tela de 2 x 15 cm. y empieza a amarrarlas con un nudo sencillo por toda la orilla.

Al final cubre con listón la parte superior y cierra el gancho haciendo una especie de ojal para que no se vea el alambre.

Elige los colores que desees, a mi me gusta multicolor pero puedes hacerlo todo con el tradicional rojo.
Transforma un gancho viejo en un corazón.

Deja un comentario